Eclosión asistida (Hatching)

Eclosión asistida (Hatching)

Se sabe que una vez el embrión alcanza el estadío de blastocisto, su zona pelúcida se rompe para así poder seguir dividiéndose el embrión. Pero hay casos en los que la zona pelúcida se vuelve muy dura tras la fecundación haciendo imposible que una vez el embrión alcance el estadío de blastocisto pueda romperse, por lo que no hay implantación, el embrión muere y no hay embarazo.

 

INDICACIONES

Dicha técnica es recomendable en pacientes con problemas de zona pelúcida ovocitaria. Es decir, en pacientes donde tras la FIV clásica o ICSI se obtienen embriones de buena calidad y endometrio adecuado.

La eclosión asistida también está recomendada en embriones tras su descongelación ya que el proceso de congelación embrionaria endurece notablemente la envuelta ovocitaria (zona pelúcida).

 

PROCEDIMIENTO

Antes de la transferencia de los embriones se abre, mediante aplicación del rayo laser, un pequeño agujero en la zona pelúcida ovocitaria, esto va a facilitar la salida posterior del embrión en estado de blastocisto y posterior implantación en el útero.

Diseño web: Limón Publicidad